Horario España Península

Calendario

Nada nuevo

Últimos temas

» ¡Las megapiedras arriban a Alola!
Lun Jun 12, 2017 7:36 pm por drigunrayo

» ¡Demuestra tu poder con los nuevos movimientos Z!
Lun Feb 13, 2017 1:52 pm por drigunrayo

» Tareas para la reapertura del foro
Dom Feb 12, 2017 10:05 pm por drigunrayo

» ¡Cruza el camino arriba de tu Pokémontura!
Dom Feb 05, 2017 1:01 pm por Arceus

» ¿Pokémon Sol o Pokémon Luna?
Jue Feb 02, 2017 12:59 am por Arceus

» [Ofrezco]Legendarios
Dom Mar 27, 2016 7:51 am por Sanz

» ¡Bases Secretas!
Sáb Oct 10, 2015 1:32 pm por Minccino07

» [busco] shinys
Dom Sep 13, 2015 5:17 pm por Alito13

» [Busco] heatran y sylveon
Lun Jun 29, 2015 5:33 am por Minccino07

Sondeo

¿Pokémon Sol o Pokémon Luna?
100% 100% [ 2 ]
0% 0% [ 0 ]
0% 0% [ 0 ]

Votos Totales : 2

Los posteadores más activos del mes

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 86 el Sáb Oct 26, 2013 7:02 am.


Capítulos "El Nuevo Despertar"

Comparte
avatar
Titán
Megaevolución
Megaevolución

Nivel : 30
Exp. : 669
Mensajes : 628
Edad : 24
Localización : Dojo Lucha

Capítulos "El Nuevo Despertar"

Mensaje por Titán el Vie Mar 08, 2013 4:38 am


El Nuevo Despertar


LISTADO DE CAPÍTULOS

Capitulo 1. Sueño realizado
Spoiler:


Tony Evans se acercaba rápidamente a la entrada de la nueva ciudad de Machclaw City, la ciudad tecnológica. Gallade le seguía mirando el enorme edificio plateado que erigía la ciudad. Ambos estaban preocupados y emocionados por ambas partes, ya que, no todos los días recibías una carta del entrenador legendario Red. Cuando el guardia de seguridad le devolvió su carnet, Tony se paró de golpe y sacó la carta:
"Espero cordialmente que reciba esta carta y disculpe las molestias, he decidido volver de mi retiro espiritual en las cumbres nevadas y he escuchado ciertas historias sobre usted. Supongo que, conociendo su pasado, se habrá dado cuenta de que últimamente están ocurriendo fenómenos extraños y terribles terremotos. Ahora he vuelto y estoy dispuesto a darlo todo, pero no puedo hacerlo solo, busco gente con ciertas..."habilidades". Le aviso de antemano que no será un camino fácil, y es posible que tenga que hacer ciertos...sacrificios personales por un bien mayor. Si desea saber mas del tema y así tomar una decisión le esperaré en Machclaw City, el punto de reunión será el Centro Pokemon, dentro de un mes.
Atentamente,
Red"

Evans cierra la carta observando atentamente todos los edificios, hasta que, reconoció el enorme edificio de techo rojo.
"Bien, espero no llegar tarde a la cita" pensó Tony.
"Strong... Creo que llegamos pronto" pensó Gallade.
"Kame... Te he dicho muchas veces que no me llames por el mote que me pusieron en el Clan."
"Perdon. Siempre se me olvida que no te gusta ese apodo... Te trae recuerdos de Sarah no?"
"Si... Demasiados recuerdos. Pero bueno, vamos a ver que ocurre con el mundo?"
"Por supuesto"
Al dirigirse hacia el Centro Pokemon dos hombres les cortan el paso, van vestidos con unos uniformes blancos de cuerpo entero y llevan una mascara gris, y un tatuaje azul les nace del cuello.
-Tu eres Tony Evans del Clan Cuerpo y Mente y él es tu compañero Gallade, el pokemon jamas capturado por nadie y que solo te sigue a ti.-dice el hombre de la derecha.
-¿Quien lo pregunta?-dice Evans
-No era una pregunta- responden ambos mientras lanzan sus pokeballs.
De ellas surgen un Umbreon y de la otra pokeball, sale un resplandor oscuro y aparece un Dusknoir... Pero algo diferente:


"Que demonios es eso Kame?"
"No lo sé... parece un Dusknoir controlado por una oscuridad realmente rara... Será de esto sobre lo que hablaba Red en su carta?"
"Es posible... Te ves capaz de enfrentarte a él mientras Combusken se encarga del Umbreon?"
"Debo hacerlo"
Tony Evans lanza la pokeball, sacando a Igneon (su combusken). El Gallade ya se había lanzado contra el enorme Dusknoir usando su Psico-corte.
-Igneon! Lanzallamas!-gritó Tony.
Umbreon esquivó el ataque y usó Bola Sombra. Igneon la esquivó a tiempo y le lanzó otro torrente de llamas, esta vez le rozó la cola, se dirigió hacia Igneon y uso Pulso Umbrío...
-Igneon usa Patada Ígnea!-le ordenó Tony.

Gallade los estaba pasando algo mal hasta que...

-Winry!! Rayo Solar!-gritó una voz grave.
La boca del estomago de Duknoir se tragó el rayo y se volvió un poco mas grande.
-Pero que diablos... Mi nombre es Vide y no perderé ante algo como tú-dijo Vide.- Winry, usa Rayo Solar una vez mas.
El Whimsicott volvió a utilizar el ataque, esta vez apuntando a la cabeza, pero el Dusknoir saltó para volver a tragarse el rayo. Y volvió a incrementar levemente su tamaño.
De repente aparecieron otros entrenadores: Un chaval que no tendría mas de  13 años con su Victribeel, un monje (o eso parecía) con un Lucario, un hombre con una chaqueta negra y tejanos encima de un Hydreigon y por último, un chaval vestido de traje con un Swampert a su lado. Tony Evans veía lo herido que estaba su Gallade, Igneon estaba al lado de Kame, había vencido al Umbreon de una sola patada. Solo tenia la posibilidad de rebelar sus intenciones a través de la telepatía.
"No os asustéis, mi nombre es Tony Evans tengo la capacidad de usar poderes psiquicos... y este ser es un pokemon impuro, es hora de acabar con esto. Vide y Gilberto utilizad un Rayo Solar en plena potencia; Sfyrian usa Esfera Aural cuando Gallade use Psico-corte; Master haz que Swampert use una buena hidrobomba y por último...Synyster, haz que Hydreigon use Cometa Draco... Haciendo esto seguro que..." El pensamiento de Evans fue interrumpido por un enorme Trueno que cayó encima de Dusknoir. El resplandor fue tan intenso que duró unos pocos segundos... Cuando abrimos los ojos, el Dusknoir estaba volviendo a su tamaño normal y esa especie de energía oscura estaba evaporándose. Los Adversarios huyeron rápidamente.
-Vaya, que problemáticos que soys... Si acabáis de llegar!-dijo una voz. Era Red. Había vencido a ese monstruo con un solo ataque de su Pikachu... Acaso estábamos tan lejos del poder de este Héroe?
-Bueno entremos y os explicaré que esta pasando... Aparte tu Gallade estará cansado, Evans.-dijo Red mirando intensamente a Tony.
-Si, vamos Kame.-dijo Tony, ayudando a Gallade a levantarse, alzó la mano- Igneon, buen trabajo. Vuelve a la pokeball.

Al cabo de unas horas Red nos puso al dia.
-Hmm... En serio me estas diciendo que es muy posible que el "dios", el cual es una leyenda, se ha vuelto loco por que su alma es posible que se haya fragmentado? -preguntó Synyster con sarcasmo.
-Si, eso es lo que parece. Tu deberías creer en los Legendarios y en Dioses... Llevas uno en tu equipo.-dijo Red.- Los demás que pensáis de todo esto?
-Bueno...nosotros somos Cazarecompensas.-dijo Sfyrian mirando a Tony- Y estoy seguro de que ambos hemos visto bastantes cosas en nuestros viajes como para no creer en esto, verdad?
-Si... No es la primera vez que me enfrento a pokemons monstruosos.-dijo Tony.
-Yo también me lo creo chaval, después de ver a ese monstruo hay pocas cosas ahora mismo que no creería Hahahaha.- exclamó Vide riéndose.
-Master, Gilberto. Vosotros soys los mas jóvenes del grupo. Que opináis al respecto?- preguntó Synyster.
-Cuando lo vea lo creeré.- respondió Master mordazmente.
-Después de ver a ese Dusknoir mutado me creo cualquier cosa.- respondió Gilbert.
-Bien, entonces creo que deberiam...-empezó a decir Red antes de ser interrumpido por una brutal explosión que reventó los cristales del Centro Pokemon. Todos se agacharon justo a tiempo para evitar ser cortados, aunque Tony y Syfrian recibieron unos rasguños al estar sentados tan cerca de las ventanas.
-Que diablos ha sido eso?- dijo Vide.
-Y ahora que!?- exclamó Synyster enfurecido, mientras se sacudía trozos de cristales de la chaqueta de cuero.
Salieron todos fuera del centro a ver que ocurría... La escena era perturbadora, un edificio había quedado en ruinas, y una enorme criatura de mas de 7 metros de altura se alzaba ante ellos. Había una figura misteriosa al lado de aquel enorme monstruo. Totalmente vestido de negro, nos miraba sonriendo burlón.
-Que significa esto?- dijo Sfyrian, atónito.
-Problemas... eso significa.- dijo Red apretando el puño.


El principio a la eternidad

"Oscuridad, es lo único que veía Tony Evans. Notaba el frío tacto del suelo, y un olor a humo realmente molesto. Escuchaba el ruido de los cascotes al caer. Se notaba a si mismo caer en un profundo sueño... Pues de golpe, un Haz de luz iluminó su mente. Ahora se hayaba en una estancia circular muy elegante, sin ninguna puerta y con una mujer sentada en un enorme trono. Tony se acerca lentamente hacia ella... pero poco antes de alcanzarla la mujer se transforma en un monstruoso pokemon oscuro con una gran boca, el cual se carcajea mientras la abre dispuesto a ingerir a Tony... Antes de que eso llegue a ocurrir, la imagen cambia. Ahora está en una ciudad completamente en ruinas, al levantarse ve una enorme cantidad de escombros esparcidos por el suelo. Todos los edificios que Evans veía estaban parcialmente destruidos y en el centro un enorme crater humeante. De él salía una figura oscura, que se plantó frente a Evans.
-Arceus...-musitó Tony, consternado.

Arceus estaba irreconocible, había cambiado su precioso color blanco por un negro azabache. Sus ojos se habían vuelto de un rojo intenso, y detrás de esa mirada se ocultaba la locura de un Dios. Después de todo, Arceus sigue siendo un pokemon... y todos somos capaces de volvernos corruptos."

-Ehh!-gritó una voz, dándole un pequeño golpe. Evans abrió los ojos, saliendo de su ensoñación momentánea.
-Que ocurre? Que ha pasado?-preguntó Tony, mirando alrededor. Entonces se percató de que no conocía a la chica que le había despertado.- Y quien eres tu?
-Mi nombre es Ary. Pero es no es lo importante. Acabo de llegar y media ciudad está en ruinas. Que demonios ha ocurrido?- preguntó Ary.
-Que ha ocurrido... Un Infierno sobre la tierra, eso ha ocurrido...- dijo Tony, y entonces la puso al día:

"Nada mas salir, Red lanzó todo sus pokemons contra el enorme Nidoking. Nosotros intentamos intervenir, pero Red no quería una confrontación sin estar realmente preparados para ello.
-Separaos!! Nos reuniremos en la Isla Primigenia!!-gritó Red por encima de los enorme rugidos del pokemon, y del crepitar de las llamas de su poderoso Charizard.
Vide se llevó consigo a los mas jóvenes del grupo, Máster y Gilberto (aunque Master se resistía mucho, la fuerza de Vide no era comparable). Synyster se montó en su Hydreigon y empezó a atacar a la criatura para que los demás escaparan y Red tuviera un pequeño descanso. Sfyrian, Tony y Gallade se marcharon a lomos de Braviary, pero cuando estaban volando el monstruoso Nidoking soltó un enorme Hiperrayo. Rozó al Braviary y se tambaleó en el aire haciendo que Evans cayera, Gallade intentó sujetarle pero estaba demasiado débil y no pudo hacer nada mas que rozarle los dedos. Tony cayó desde una altura de 4 metros, la nube de polvo impidió saber donde había caído con exactitud."

-Entonces creo que tendrías que irte ya.-dijo Ary con Ninetales a su lado.- Yo, creo que voy a dar una vuelta a ver si veo a ese "monstruo".
-Estas loca? Si te ve, te matará sin dudarlo... Eso me recuerda que tengo que encontrar a Kame y a Sfyrian.-dijo Tony Evans, se palpó buscando las pokeball de Combusken y Magikarp, pero no las encontró.- Mierda! Donde está?!
-Que pasa? Has perdido algo?- dijo Ary, mirándole ocn curiosidad.
-Si! Joder, donde están mi Combusken y mi Magikarp?!- exclamaba Tony preocupado.
-No te alarmes.- dijo una voz profunda.- Están aquí.
Al girarse había un hombre sentado encima de un trozo de edificio, vestía con un traje verde y a su lado había un Sceptile shiny.
-Gracias!-dijo Tony sonriendo abiertamente.- A todo esto... quien eres?
-Me llaman "El susurro del Bosque", pero vosotros podéis llamarme Edgar. Normalmente no me acerco a humanos, pero tu pareces tener un objetivo. Si no es molestia deseo acompañarte, parece que Red y Tu necesitáis ayuda.-dijo Edgar cordialmente.
-Bueno, pues pasadlo bien.-dijo Ary alejándose.
-Podrías ayudarnos, a juzgar por tu bolso y esas inscripciones de la pulsera, eres una arqueóloga. Tus habilidades nos serían útiles.- dijo Edgar con una voz calmada.
-No os conozco de nada, y no tengo por que acompañaros a ningun sitio.- dijo Ary.
-Si nos ayudas, te ayudaré a que vuelvan tus recuerdos.- soltó Tony de golpe.
-QUE??!- se sobresaltó Ary. Incluso el tranquilo Edgar dio un respingo.- Como sabes tu eso???!!!
-Tengo poderes psíquicos, y con suficiente concentración puedo ayudarte a recordar... Solo si nos ayudas.-dijo Tony sonriendo benévolamente.
-Hmmmm... Esta bien. Pero a la minima cosa rara que vea os lanzó a mis pokemons sin dudarlo... Entendido!?!- exclamó Ary acercándose a nosotros.
-Entendido...- dijeron Edgar y Tony a media voz.
-Estamos olvidando la parte as importante... Como llegamos a la isla? Yo no tengo pokemons acuáticos.-dijo Edgar.
-Yo tampoco...-dijo Ary.
-Yo me encargo.-dijo Tony sonriendo de oreja a oreja.
Se acercó al puente derruido y lanzó la pokeball al mar, de ella salió el Magikarp dorado, aleteando para mantenerse a flote... Las caras de Edgar y Ary eran un poema, incluso a Edgar se le escapó una sonrisilla.
-Vamos a ir en..."eso"?- preguntó Ary sonriendo alegremente.- Si prefieres vamos volando encima de un Pidgey hahahaha.
"Kraken, viejo amigo. Creo que es la hora de que muestres tu verdadero potencial" pensó Tony.
El Magikarp empezó a brillar intensamente y evolucionó en un enorme Gyarados rojo.

-Vaya...retiro lo dicho.-dijo Ary mirando al pokemon.
-Vamos!-dijo Tony mientras los tres se subían. Mientras se alejaban de la orilla a lomos de Kraken, Tony no podía evitar pensar que había sido de sus compañeros... y sobretodo de Gallade.

Capitulo 2. Lazos del destino.
Spoiler:

Lazos de sangre I
Tony despertó sobresaltado, jadeando con fuerza y con los ojos desenfocados por aquel sueño tan vivido. Llevaba semanas con esa pesadilla, y siempre acababa igual… Nunca llegaba a su destino…
“”Que significa este sueño?  Y porque solo recuerdo la cara de Edgar y Ary? Maldita sea…” pensó Tony.
“Otra vez el mismo sueño? Creo que deberías hablar de ello con Rick” pensó Gallade.
“No… No es nada, solo es un sueño” aunque en lo más profundo de su mente sabia que se equivocaba.  ”Que hora es?”
”Pues en una hora amanecerá” pensó Gallade asomándose a la pequeña ventana.
”Bien, prepara el desayuno mientras yo me visto y cojo la bolsa de entrenar”
Gallade asintió y se puso a preparar los bocadillos y el batido de bayas, Evans se estaba vistiendo rápidamente. Cuando ambos estuvieron listos, Tony se echó la bolsa al hombro y se dirigió al bosque junto a Gallade. Estuvieron caminando un rato, inmersos en sus pensamientos. Tony frenó en seco al ver a un pequeño Treecko intentando atrapar una baya que se movia, azotada por el viento.
-El susurro del bosque…- murmuró Tony, pensativo. Meneó la cabeza y siguió caminando. Al rato llegaron a un pequeño claro, en el cual se extendía un frondoso bosque de altos robles y esbeltos fresnos.  Evans soltó la mochila y empezó a calentar los músculos.  
-Bien, Kame hoy te enseñaré Hoja Aguda, un ataque de tipo planta y estaremos probándolo un buen rato en combate, después entrenaras con tu Psico-corte.- dijo Tony
Tony sacó de su mochila la MT (un orbe de color verde que resplandecía en su mano con tonos oscuros), la agarró y se la lanzó a Gallade:

Kame la tocó suavemente con la mano y un resplandor dorado le recorrió pro el brazo. Estaba listo para empezar a usarla. Kame empezó a utilizar Hoja Aguda contra los arboles de la zona, pero los daños que causaba eran ínfimos. Tony le aclamaba con fuerza, hasta que al cabo de unas horas consiguió partir un grueso roble de un tajo.  Al rato Tony peleaba contra Gallade, ambos eran rápidos, pero la rapidez y la gracilidad de la que hacía gala Kame era sublime. Evans por el contrario tenía una resistencia sin igual. Al acabar el entrenamiento, era el turno de Tony, desde hacía años Gallade le enseñaba a usar correctamente sus poderes psíquicos. Después de dos largas horas y una gran jaqueca que perturbaba la mente de Evans, se tomaron un descanso para desayunar. Se quedaron sentado encima de unas gruesas ramas mientras Gallade cogía el almuerzo.
”Evans… No has pensado en que tu sueño puede ser una predicción?” le preguntó Kame.
-Como has llegado a esa reflexión? No creo que sea una predicción, no tengo tanto poder aún…- dijo Tony.
”Eso no es del todo cierto…Aun recuerdo… aquel dia.” Gallade aún recordaba el dia en que se desató el poder latente de Tony, con tan solo 7 años.
-Que dia?- preguntó extrañado.
”Nada… Esto algo cansado… Evans crees que podrías…? pensó Kame mientras le miraba intensamente.
-Claro, no nos vendrá mal relajarnos un rato, pásamela, está en mi mochila.- dijo Evans mientras dejaba el bocadillo a un lado y se sacudía las manos. Gallade le pasó una harmónica negra con bordes plateados y el signo del fuego grabado en blanco.
Tony empezó a entonar una suave melodía, llena de sentimientos… tristeza, melancolía, miedo, confianza, lucha… Poco a poco algunos pokemons se fueron acercando atraídos por esa melodiosa sintonía…  Gallade cerró los ojos totalmente extasiado por aquel frenético ritmo que cada vez retumbaba más fuerte en el bosque.

Cuando terminó, Gallade aplaudió contento y los otros pokemons le empezaron a vitorear. Estuvo un rato mas hablando de nimiedades con Gallade y acariciando a un pequeño Turtwig. Poco después recogieron las cosas y volvieron a la Villa. Al llegar encontraron a Rick, el jefe del Clan, y a cuatro de los mejores luchadores, con sus respectivos pokemons.
-Que ocurre? Que hacéis todos aquí?- preguntó Tony.
-Hola Evans, nada importante, hemos oído que alguien esta causando estragos en el bosque del Oeste. Es posible que sea un cazarecompensas, y tememos que sea un golpe contra nuestra villa. Y por si fuera poco, es una leyenda…se hace llamar, el viento del bosque o algo así.- dijo Ryu pensativo, y su Machamp asintió y saludó con un gesto a Gallade.
-El susurro del bosque.- le corrigió Evans sin pensar.
-Le conoces?! – gritó Rick, y hasta su Medicham se sobresaltó.
-Le he visto en mis sueños…- dijo Tony.
- Lo sabia! Esta mañana al momento de irte ha venido una carta a tu nombre y al mío… Hace poco yo también tuve un sueño, y hoy se ha cumplido. Coge esta carta y vete, junto a tu compañero a buscar a ese cazarecompensas.- dijo Rick muy serio, y le entregó una MT -Esto es una MT legendaria, casi extinguida, úsala solo en caso extremos… Buena suerte amigo, cuando necesites ayuda, envíanos una señal y acudiremos todos.
Evans cogió la carta y la leyó:
"Espero cordialmente que reciba esta carta y disculpe las molestias, he decidido volver de mi retiro espiritual en las cumbres nevadas y he escuchado ciertas historias sobre usted. Supongo que, conociendo su pasado, se habrá dado cuenta de que últimamente están ocurriendo fenómenos extraños y terribles terremotos. Ahora he vuelto y estoy dispuesto a darlo todo, pero no puedo hacerlo solo, busco gente con ciertas..."habilidades". Le aviso de antemano que no será un camino fácil, y es posible que tenga que hacer ciertos...sacrificios personales por un bien mayor. Si desea saber más del tema y así tomar una decisión le esperaré en Machclaw City, el punto de reunión será el Centro Pokemon, dentro de un mes. Rogaría encarecidamente que reclutara o atrapara nuevos compañeros de viaje, pues necesitará toda la ayuda posible
Atentamente,
Red"

Evans fue hacia su casa y empezó a recoger sus cosas a toda prisa, Gallade le ayudaba mientras mentalmente le decía, lo de su predicción. Tony ahora pensaba que no era un sueño, sino una premonición. Cuando acabó de recogerlo todo, agarró la bolsa, sus pokeball y salió de la casucha. Mientras se dirigía a las lindes del bosque, todos le despedían. Algunos miembros del clan le deseaban suerte con un rápido abrazo, incluso algunos pokemons como el Medicham de Rick, el Machamp de Ryu y el Poliwhirl de Shina, le daban la mano. Cuando llego al principio del bosque les saludó a todos y se adentró en su nueva aventura…

Nada más entrar en el bosque sintió que algo no iba bien, vio algunos árboles desgarrados y espinas clavadas en los alrededores.  Gallade se acercó y toco una de las espinas, se le cruzó un pequeño pensamiento.
“No….Por estos lares no…” sacudió la cabeza y siguió a Evans.
Conforme iban avanzando hacia lo más profundo del bosque, mas frio hacia y más extraño parecía todo. Las plantas y los arboles parecían más apagados que cuando el invierno acudía, y en el ambiente había una sensación perniciosa. Evans sintió un escalofrío, al darse cuenta de que alguien les observaba. Tony miró intensamente a Gallade, no hacía falta decir nada, ambos se giraron al mismo tiempo.
-Rayo Solar.- gritó una voz.
Gallade le protegió utilizando un Psico-corte a toda potencia, provocando así una explosión brutal  que levantó una espectacular humareda. Cuando esta se disipó, Evans se percató en el hombre que yacía agazapado en un árbol junto a su Pokemon. El entrenador vestía un traje verde ceñido y una capa de un tono verdoso pálido. El Pokemon era un hermoso Sceptile de colores resplandecientes  y más grande de lo normal.

-Quien eres? Y que estas hacienda en mi bosque?.- gritó el muchacho.
-Mi nombre es Tony Evans, soy un cazarecompensas del Clan Cuerpo y Mente, he venido a investigar lo que está ocurriendo en este bosque, y si tienes algo que ver con él… a detenerte.- dijo Tony, y su semblante se oscureció.
-Un cazarecompensas… vendéis vuestra voluntad por dinero. No me fio de vosotros.- dijo el chico saltando del árbol y plantándose enfrente de Evans.
-Tiene gracia que me diga eso un cazarecompensas. O acaso te crees que soy imbécil y no me he fijado en el símbolo de la Hoja Blanca que tienes como colgante. Pero esta tachado, así pues quien es peor, el que se vende… o el que no sabe seguir la lealtad de sus actos?- dijo malévolamente.
No tiene ni idea, acaso sabes lo que significa que te lo arrebaten todo? Que te traicione la única persona que te quedaba? Acaso tienes idea de…- el chico no pudo acabar la frase, parecía bastante airado, puesto que su Sceptile se colocó a su lado en posición de ataque.
- No, no tengo ni idea sobre lo que te ha ocurrido ni nada, porque hace tiempo que lo perdí todo. Pero aun tengo a alguien a mi lado, y se, que él jamás me abandonará el es mi fuerza. Y ahora podemos batirnos en duelo, seguir charlando o detener lo que ocurra en este bosque.- dijo mordazmente Tony.
El hombre sonrió, sacudió la cabeza y luego asintió. Se acerco poco a poco a Evans, sin quitarle la vista de Gallade.
-Mi nombre es Edgar. Y lo que ocurre en este bosque te va a helar la sangre… literalmente.
Edgar empezó a explicarle sus teorías y lo que había visto en los últimos tres días. Evans estaba con la vista perdida, no era posible… Ya había empezado… Extraños comportamientos en pokemons, transformaciones en el terreno y por fin, los pokemons “sombra”.
- Intentas decirme que Articuno está siendo dominado por algo y, que ha congelado el desierto y ahora está atacando el bosque?- preguntó incrédulo pero convencido que era cierto.- Vale, eso explica el frio que hace en el bosque. Pero las espinas clavadas por todos lados, árboles y plantas desgarrados… son obra de…?
- Son Cacneas y Cacturnes del desierto que ha sido congelado, parece que las bajas temperaturas les ha trastornado y ahora hay que detenerlos, y luego perseguir a Articuno y pararle los pies.- dijo Edgar.
-Bien cuantos…?- empezó a decir Tony, hasta que un frenético estruendo sacudió el bosque entero. Ambos se levantaron al unisón y Sceptile y Gallade se pusieron delante de sus entrenadores.
-Prepárate chico Psíquico, en estos días eh contado más de dos docenas de ellos…- dijo Edgar sonriendo con malicia.
-Nací preparado Señor Verde.- dijo Tony, confiaba en no tener que utilizar sus poderes psíquicos.
De repente de los arbustos salieron unos treinta pokemons de un verde pálido, parecían confusos y bastante idos. El cambio brusco de temperaturas les alteraba mucho.

Cuando empezaron a lanzar espinas hacia su dirección supo que no le quedaba mas remedio que usarlos. Creó un pequeño campo de fuerza que desvió las espinas haciendo que se clavaran con fuerza en los arboles y el suelo. Edgar le miró intensamente, se subió encima de su Sceptile y ambos empezaron a moverse con una grácil elegancia por las ramas, haciendo que su Pokemon lanzará tajos de un lado a otro. Gallade lanzaba Psico-cortes por todos lados y de vez en cuando miraba de reojo a Tony… este estaba golpeando a los Cacneas y esquivando los puñetazos de espinas de los Cacturnes.
”Necesitamos fuego, o algún ataque que pueda…” de repente cayó en la cuenta, ese movimiento sería capaz de debilitar a todos de un plumazo.
-Edgar! Atráelos hacia aquel claro, allí seremos el cebo.- gritó Tony mientras esquivaba las embestidas de los pokemons.
-Exactamente cuál es tu plan?! Es un maldito callejón sin salida!!- gritó mientras el Sceptile evadía los golpes frenéticos de un Cacturne excepcionalmente grande.
-Confía en mi, se lo que hago!- dijo Tony mientras se dirigía hacia el claro.
-De perdidos al rio!!!- gritó mientras Edgar saltaba de Sceptile y se dirigía corriendo por las ramas hasta el claro.
Ambos llegaron al mismo tiempo, y el Sceptile los atraía hacia ellos peleando. Los pokemons les arrinconaron contra un enorme árbol, Tony esperaba la oportunidad perfecta, cuando todos estuvieron alineados.
-AHORA!- gritó Evans tanto en cuerpo y en mente. Preparó un potente campo de fuerza para detener aquel impacto inminente.-Doblerayo!-.


A duras penas pudo resistir el impacto del poderoso movimiento de Gallade, el haz de luz les cegó momentáneamente. Al cabo de unos pocos segundos, el ambiente se calmó. Evans se levantó a duras penas, y aun sin creerlo, Edgar le dio apoyo con su hombro.
-Tiene usted un curioso don, chico Psíquico… Y bastante útil debo añadir.- dijo burlonamente Edgar mientras le ayudaba a incorporarse.
Ambos sonrieron cuando Gallade se acercó, el Sceptile le dio la mano a Kame como agradecimiento y Edgar y Tony empezaron a reír al ver como los cacneas estaban temblando, aunque esta vez no era frio… Pero la alegría les duró bien poco pues al final del bosque vieron la sombra de una gran ave negra.

-Es Articuno! Vamos, tenemos que pararle.- dijo Edgar aun sabiendo lo crudo que lo tenían.
Fueron gráciles como el viento, y desde la lejanía una terrible escena se precipitaba cada vez más cerca, Articuno empezó a lanzar rayos de un color azul luminoso que congelaban el suelo y las plantas que tocaba. Gallade apartó a Tony poco antes que se congelara el suelo que pisaba, Sceptile contraatacó con un Rayo solar mientras corría. Al salir del bosque el paisaje cayó por su propio peso, aquel extenso desierto lleno de vida y calor se había convertido en un frio paramo de desesperanza, totalmente congelado. Incluso se veían algunas siluetas de posibles pokemons que se habían negado a abandonar su lugar, y aquel lugar se había convertido en su tumba de hielo… quizás aun había esperanza para ellos, pero debían darse prisa.
Entonces fue cuando el Articuno se plantó ante ellos con una voz impropia de un Pokemon o de un humano.
-INSOLENTES HUMANOS, APARTAD  DE MI CAMINO O PERECEREIS!!- retumbó la voz de la temible ave.
Y sin previo aviso lanzó un poderoso Rayo congelante que al impactar creó un enorme virote de hielo, todos lo esquivaron, pero acto seguido el hielo se partió y las esquirlas salieron disparadas en todas direcciones. Sceptile utilizó su Hoja aguda combinada con la portentosa velocidad propia de su especie. Gallade le protegió con otro Doblerayo, el cual dio directamente al Articuno. El impacto no le ocasionó daño alguno. Articuno empezó a batir las alas con fiereza creando así dos Tornados, los cuales mandaron a Gallade y a Tony bien lejos, en cambio Sceptile pudo esquivarlo, pero Edgar salió volando y chocó contra Tony en el aire. Sceptile y Gallade unieron fuerzas y lanzaron su Rayo Solar y su Doble Rayo a unisón, y un cañón de energía verde y blanca rozó a Articuno. Volvieron a intentarlo de nuevo, esta vez le dieron de pleno, su vuelo se desestabilizó y a punto estuvo de caer, pero consiguió reconducirse en el aire y evitar así la caída. Articuno empezó a graznar tan fuerte que el terreno a su pies se agrietaba, y un poderoso rayo azul oscuro les golpe como una ráfaga de Frio Polar. Ambos fueron despedidos contra un trozo de hielo que sobresalía y cayeron al suelo cubiertos de nieve. Edgar y Tony se dirigieron raudos al encuentro de sus pokemons, pero el Articuno les cortó el paso con un Rayo Hielo, ambos le miraron fijamente.
-Lo tenemos crudo Señor Verde, ha sido un placer combatir a tu lado colega.- dijo Evans sonriendo muy a su pesar.
-Igualmente Chico Psíquico, siento no haber confiado en ti antes, después de todo no eres tan capullo como pensé.- dijo Edgar riéndose alegremente.
- Bueno, bueno aún es pronto para decirlo…- dijo carcajeándose también. El Articuno empezó a graznar de nuevo.- La hora ha llegado.-
Edgar y Evans estaban de pie junto a aquella tenebrosa sombra que antes había sido un majestuoso Pokemon. Edgar sentía pena por no poder salvar el bosque que tanto amaba, y deseaba que Sceptile no fuera idiota y se largará después de aquel ataque, pero sabia que no sería así... Tony observaba de reojo a Gallade, que le miraba sin poder moverse, totalmente congelado, Evans sonrió.
”Adiós, hermano, espero que cuando esto acabe no cometas ninguna estupidez” se sentía impotente, pues tenía que dejar el destino del mundo a otros…
”No… Así no… Ni siquiera sabes quién es él…” pensó totalmente apenado.
Articuno lanzó aquella poderosa ráfaga de Frio Polar contra ellos, y los dos cerraron los ojos y esperaron…
Pero el impacto nunca llegó… 3 segundos…4 segundos….5 segundos… Tony abrió los ojos y Edgar entreabrió uno. No existen las palabras para expresar lo que acababa de ocurrir, pues el Pokemon que tenían delante les había salvado la vida, y no era un Pokemon cualquiera…
”Por fin algo de suerte” pensó Tony, sonriendo al ver como Gallade y Sceptile se levantaban pasmados. Edgar le miró confundido y contento a partes iguales.

avatar
Arceus
Webmaster
Webmaster

Nivel : 142
Exp. : 3171
Mensajes : 2634
Localización : Sala Origen

Re: Capítulos "El Nuevo Despertar"

Mensaje por Arceus el Miér Jul 03, 2013 11:02 pm

Tema cerrado por inactividad, recuerda que puedes recuperarlo contactando con el moderador de la zona.



NO respondo preguntas ni peticiones por MP.
Dirígete a la FAQ, o busca al moderador de la zona.
Facebook
Twitter


    Fecha y hora actual: Sáb Ago 19, 2017 3:39 pm